El uso de Flashcards

Una flashcard o tarjeta rápida es un soporte para hacer preguntas rápidas a los alumnos.

Todos los profesores hacemos preguntas en clase con la intención de recordar y activar conocimientos previos. Esta actividad es esencial antes de seguir profundizando en un concepto o introducir otros nuevos, como nos indican los recientes estudios sobre el proceso de aprendizaje.

Pero además sabemos que el ejercicio de recordar es una actividad muy potente para la consolidación de la información a largo plazo.

Podemos hacerlo al inicio de una clase para recordar lo visto anteriormente, o tras explicar un concepto para que el alumno intente ordenar las ideas.

Si lo hacemos oralmente y al grupo entero, responderán aquellos que lo recuerden con mayor rapidez, pero tal vez no demos tiempo a otros a hacer el esfuerzo de recuerdo. Que un alumno responda rápido a la pregunta puede darnos un falso nivel del grupo, porque aunque hayamos podido obtener la respuesta que buscábamos, solo ha respondido un alumno, y además, ¿no es el alumno o alumnos que siempre lo hacen?

Conviene pues dar tiempo a todos a sacar lo que saben, un tiempo tranquilo para la reflexión y el recuerdo.

El uso de flashcard permite esa reflexión pausada. Otros métodos como el uso de cuestionarios autoevaluados cumplen esa misma función. Con ambos podemos realizar una práctica del recuerdo frecuente y variada en el tipo de preguntas y respuestas. La flashcard permitiría respuestas redactadas y la interrelación de conceptos.

Fabricación y materiales

Las tarjetas rápidas las hago con papel de 100 gramos, en tamaño A5 (pongo dos diseños por hoja A4), plastificadas. Cada alumno debe llevar siempre un rotulador de pizarra blanca, un trozo de tela pequeño para limpiar y su flashcard en la mochila. El profesor guardará siempre material de repuesto por si alguno lo olvidó. Conviene que la tinta del rotulador no sea muy grasa, para facilitar el borrado.

Metodología

El método es sencillo, aunque puede desarrollarse con variantes y hacerse más complejo. Una forma sencilla de trabajo puede ser esta:

  • Se pide al alumno que saque la flashcard y se escribe una pregunta para todos los alumnos en la pizarra.
  • El alumno escribe en la tarjeta la respuesta a la pregunta.
  • Una vez concluido el tiempo, se pide a un alumno que la lea en voz alta y se pide confirmación al resto de compañeros. Se inicia un debate rápido en el que el profesor va anotando las ideas clave del concepto en la pizarra. Es importante preguntar a aquellos alumnos que no suelen participar. Finalmente el profesor expresa esas ideas recogidas explicando el concepto.

El tiempo empleado para esto puede oscilar entre 10 y 20 minutos, dependiendo de la pregunta que hagamos.

¿Hay que calificar?

En mi caso no lo hago. Queremos provocar el recuerdo para su consolidación y detectar las ideas incorrectas. El valor de esta prueba no está en aportar una calificación, sino en su aportación al aprendizaje del alumno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s