Tomar apuntes

El profesor Alberto Royo (@profesoratticus), ha suscitado un interesante debate en Twitter sobre la toma de apuntes en clase. Entré en el debate. Coincido con él en muchas afirmaciones que hace, pero en esta discrepaba, aunque más en la práctica que en la teoría.

Dos antecedentes personales rápidos.

  1. Fui un nefasto tomador de apuntes en la Universidad. Empezaba a coger ideas y no podía evitar pararme en ellas, pensarlas, asimilarlas, relacionarlas, o simplemente preguntarme qué demonios significaba. Cuando me daba cuenta habían transcurrido unos segundos y había perdido el hilo incesante del profesor. Esto era un problema porque era la fuente de contenidos para el examen.
  2. Como profesor, en algún periodo intenté que los alumnos tomaran apuntes. Fueron clases de dictado muy insatisfactorias, creo que para todos, y admito que no tengo idea de cómo enseñar la técnica.

Situación actual

He elaborado los apuntes de mi alumnado. Es cierto que no son apuntes tradicionales, y que en parte deben ser desarrollados por ellos mismos mediante distintos tipos de actividades. En los momentos de explicación trato de llamar su atención con distintos tipos de tácticas. Pero aun consiguiendo dinamismo, siguen habiendo algunas desconexiones.

La cuestión es que estoy de acuerdo en que la actividad de tomar notas es buena: conlleva procesamiento y principio de asentamiento de la idea, que además queda registrada en un medio “fuerte”. Pero no quiero renunciar a que los contenidos que deben aprender queden claramente expuestos y accesibles en un único documento.

Nuevo elemento para las clases.

¿Cómo introducir la valiosa actividad de tomar notas en mi metodología?. El debate me ha hecho pensar, y de pensar se me ha ocurrido algo extremadamente simple: los temas seguirán estando, pero ¿y si incorporo una libreta mediana, sin rayas, una para cada alumno, donde pueda tomar las notas de aquello que más interesante le parezca, o yo resalte su importancia?

Sería una especie de diario intelectual en tiempo real de las clases, casi fruitivo, organizado en temas y conceptos, donde el alumnado empieza a hacer suyo FOL.

El tema y los cuestionarios seguirían siendo el tronco principal, pero pueden reforzarlo, y porqué no, florecerlo, con su experiencia intelectual durante las explicaciones escrita o dibujada en el cuaderno, que les acompañará mientras preparan el examen, como cuando uno se pone a recordar los detalles de un viaje viendo las fotos del momento.

Adjudicado.

3 comentarios en “Tomar apuntes

  1. Yo no acabo de verlo claro. Como a la mayoría, tomar apuntes me parece una habilidad importante. Tal vez menos que hace años, ya que hoy es muy frecuente que las clases y charlas dejen disponible material y presentaciones, pero, aún así, importante.
    Ahora bien, respecto a la ESO y pensando en la carga cognitiva, no me parece una buena práctica. Por un lado, escribir distrae la atención de lo que está diciendo el profesor y, por el otro, hace más complicado diagnosticar la causa de los eventuales problemas del alumnado, ya que podrán venir de dificultades con el contenido o con la toma de notas.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo. Cuando leí el hilo de Alberto Royo pensé exactamente lo mismo que tú. Luego se me ocurrió lo que aquí cuento. No hay una necesidad de estar copiando todo el rato, pero si una idea les parece importante, o interesante, ¿por qué no poder apuntarla o dibujarla?. También es cierto que suelo trabajar con alumnos de 15-16 años hasta adultos de todas edades. Eso hay que tenerlo en cuenta.

    Me gusta

  3. Si, supongo que, cuanto mayor y más experto es el estudiante, mayor facilidad tendrá para simultanear tareas y para ser capaz de registrar lo que el profesor comenta sin perder por ello la atención. No me parecía lo mejor para la ESO y, desde luego, no creo que sea una actividad que se perfeccione por la simple práctica y que se pueda tomar la posición de “como ya debían saberlo, yo no pienso explicarlo”, que es la que yo destilé del hilo que originó el debate.
    Yo, ahora mismo, estoy ensayando con boletines en los que los alumnos tienen que cubrir huecos o completar figuras. Así me aseguro de que el contenido que van a tener para estudiar es el que yo quiero, al tiempo que no pierden tanto la atención en clase como cuando les doy unos apuntes completos. Aún no llevo muchas clases, de momento parece que va bien, pero habrá que darle tiempo.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s