“Los docentes” no existen

Es habitual leer la petición de preguntar a los docentes sobre diversos temas. Es una apelación que lleva implicita una creencia errónea: que todos los profesores pensamos igual, que vemos nuestros problemas comunes de la misma manera, pero sobre todo, que todos vemos las mismas soluciones.

Me pregunto, si se quisiera saber la opinión de los docentes ¿que método se utilizaría para ello? Una opción podría ser esta:

  1. Elaboración de una cuestionario previo en el que se pidiera a todos los docentes que indicaran qué temas se les debe preguntar.
  2. Elaboración de un cuestionario con lo indicado en el cuestionario anterior.

En esta hipotética consulta, ¿qué resultados obtendríamos?.

Basta una reunión de cocope, claustro, o tener cuenta en Twitter para evidenciar que hay diferencias. Los docentes, como un grupo de pensamiento único, no existe. Pueden existir grupos con ideas más o menos comunes, incluso una mayor preponderancia de unas ideas sobre otras, pero nada más.

Esto me parece tan evidente que la habitual apelación a su criterio monolítico me parece sorprendente. Interpreto en ello varias motivaciones, algunas que comparto, como la reivindicación de nuestro trabajo dando fuerza a lo colectivo, otras de tipo psicológico como la de experimentar un sentimiento de pertenencia al grupo, y otras que me gustan menos: no se intenta evidenciar una realidad, sino constituirla. No se trata de mostrar un pensamiento único, sino de crearlo.

Con esto no quiero decir que no debieramos contar con numerosos puntos en común, todo lo contrario. Mi actividad en Twitter va precisamente en esa dirección. Lo que digo es que quien se arrogue esa intención, debe mostrar sus credenciales, y sobre todo, dejar de utilizarnos como un grupo con una única visión, porque abre la puerta a la manipulación de todo el colectivo.

Vivir y fortalecer con nuestros actos nuestro actual sistema de derechos y deberes, y atender a la investigación científica educativa, con todas sus limitaciones y dificultades para llevar al aula sus conclusiones, es el único camino para hablar de “los docentes” como una realidad algo más compacta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s